top of page

"Mi uniforme es sagrado", sostuvo el comisario Pallavidini, negando las imputaciones